Cómo utilizar un teléfono celular como un dispositivo de vigilancia

La tecnología avanza más rápido que la mayoría de la gente puede seguir el ritmo, y con ese avance se produce un descenso conveniente en el coste de la tecnología, con lo que los lujos que eran raramente disponible antes de que el público en general. Investigación privada y el espionaje son campos que muchos sueñan con seguir, y son los dos campos que normalmente requieren un alto grado de tecnología con el fin de hacer el trabajo. Los teléfonos celulares se han abierto las puertas de par en tecnología de vigilancia, dando a cualquier persona que desee explotar su potencial de una variedad de opciones que permitan hacerlo.

explicación

El uso de un teléfono celular para la Vigilancia


Utilizar un teléfono móvil normal - o una línea de tierra, para el caso - para realizar una llamada a un teléfono espía. Un teléfono espía es un teléfono celular funcional diseñado para responder a la propia discreción y grabar cualquier sonido a su alrededor, transmitiéndolas al teléfono que realiza la llamada. Al colocar el teléfono espía en una ubicación que desea monitorear, a continuación, llamar a él, usted puede escuchar lo que está pasando a su alrededor. Éstos se pueden comprar por alrededor de $ 500- $ 1,000 USD en tiendas online.


Discretamente grabar las acciones de los que te rodean con la cámara incorporada de su teléfono celular o cámara de vídeo. Si lo desea, puede encender la cámara de un teléfono, configurarlo para que conste, lo deje en un lugar que desea supervisar y luego volver a ella más tarde. Usted será capaz de acceder a las imágenes de la cámara, mostrando lo que pasó mientras estabas fuera, con sujeción a los límites de memoria del teléfono.


Conecte un grabador telefónico al conector del auricular de su teléfono celular, que viene de serie en la mayoría de los nuevos teléfonos celulares. Utilice el dispositivo para grabar sus conversaciones para su posterior consulta.

Consejos y advertencias

  • Asegúrese de que usted echa un vistazo a la legalidad de la utilización de su teléfono celular como un dispositivo de vigilancia en lugar de un dispositivo de comunicación. Los investigadores privados pueden utilizar estos equipos, pero recuerde que ellos tienen licencias especiales que les permiten hacerlo. Consultar las fuentes jurídicas de antemano para evitar cualquier sanción.