¿Cómo afecta el humo del cigarrillo del Interior de coches?

¿Cómo afecta el humo del cigarrillo del Interior de coches?

Su carâ € ™ s interior recoge humo de tercera mano si usted fuma cigarrillos mientras conduce o permite que sus pasajeros lo hagan. El humo de tercera mano es los materiales residuales que quedan del humo de tabaco, incluso cuando nadie está fumando activamente. Un interior del coche regularmente expuestos al humo del cigarrillo sufre varios efectos negativos. El interior sufre daños que eventualmente afecta el valor de reventa del vehículo. Dependiendo de la magnitud de los daños, puede perder cientos de dólares.

Color

El color del interior de su coche consigue aburrido o teñida con el tiempo si usted fuma regularmente en el vehículo. Muchos de los componentes del tabaco Linger humo y manchar el tejido, cuero, plástico y otros materiales que se encuentran comúnmente en los interiores de automóviles. Esto ocurre incluso si se limpia el interior del coche con regularidad, al igual que las paredes del hogar y muebles sufren daños de fumar. Esto hace que su coche menos atractivo y más difícil de vender o cambiar por un dólar.

Olor

El humo del cigarrillo es notorio por causar olores en la ropa, en el pelo de los fumadores y en los lugares donde la gente fuma regularmente. Su interior del coche toma rápidamente el olor, incluso si dejas las ventanas abiertas mientras se fuma. El humo del tabaco deja depósitos que causan un rancio de humo desagradable olor difícil de eliminar, incluso si se utiliza desodorantes. Muchos productos sólo enmascaran el olor temporalmente y se vuelve rápidamente al interior de su coche está cerrado por un tiempo.

Quemaduras

El descuido al fumar a menudo resulta en quemaduras en el interior de su coche. Sus asientos o alfombras pueden fácilmente quemado si se le cae accidentalmente un cigarrillo o cenizas calientes o si una colilla encendida vuela de nuevo en el coche cuando intenta hojear hacia fuera de la ventana. Estas quemaduras suelen ocurrir en lugares visibles, que los hacen especialmente malo cuando se trata de vender su vehículo. Los concesionarios de automóviles se reducen sus ofertas porque deben reparar el daño, y es casi imposible hacerlo sin dejar evidencia de la reparación. Los compradores privados probablemente encontrarán las quemaduras feo y de mal gusto, dándoles una mala impresión general del coche y perjudicar a su poder de negociación.

Valor

Un interior del coche dañado o desagradable afecta el valor de reventa total del vehículo, incluso si está en buen estado mecánico. Distribuidores ofrecen menos para los coches con los interiores de fuerte olor a humo de tabaco, ya que deben incurrir en costos de limpieza profunda. Un interior manchada o descolorida también tira hacia abajo el valor de su coche, ya que es menos atractivo para los compradores potenciales, y quemaduras de fumar sin cuidado a reducir aún más la cantidad.