Las diferencias entre tres velocidades y cuatro velocidades Transmisiones

Las diferencias entre tres velocidades y cuatro velocidades Transmisiones

El sistema de transmisión de un vehículo es responsable de la transferencia de la potencia del motor a las ruedas. Inicialmente coches tenían un sistema de transmisión de tres velocidades, y fue sólo en los años 60 que se desarrollaron las transmisiones de cuatro velocidades. El número de marchas en un vehículo de formar una base para la clasificación, y en algunos modos de éstos han subido a cinco o seis marchas.

Control

Los motores de transmisión de cuatro velocidades dan al conductor un mayor control sobre su vehículo. Las velocidades variables ofrecen un mejor manejo del coche, especialmente en pendientes o superficies resbaladizas. Los modelos de transmisión de tres velocidades mayores eran suficientes cuando los coches eran más pequeños, y los caminos eran más suave y con menos gente. Sin embargo, una mayor flexibilidad es imprescindible con el fin de ser capaz de conducir durante el tráfico pesado y en carreteras en mal estado.

Aceleración

Entusiastas del Manual de transmisión de disfrutar de la forma en que un coche de cuatro velocidades se puede acelerar y también saborear el placer de usar una palanca de cambios para cambiar de marcha. Las transmisiones de tres velocidades son divertidos de conducir, pero no son capaces de alcanzar velocidades rápidamente. La cuarta velocidad es útil para lograr y mantener una alta velocidad, y si hay un quinto engranaje, durante viajes largos se puede utilizar para ahorrar combustible mediante la ejecución a menos RPM o revoluciones por minuto,

Combustible

Los motores de transmisión de tres velocidades consumen mucho más combustible que los motores de cuatro velocidades. Innovaciones de conservación de combustible llegaron sólo después de los años 60, y éstas no podían ser incorporados en las transmisiones de tres velocidades. El aumento de los gastos de combustible y una creciente demanda de vehículos de bajo consumo han hecho que los sistemas de transmisión de cuatro velocidades la norma entre la mayoría de los vehículos construidos después de los años 60.

Tecnología

Los sistemas de transmisión de cuatro velocidades utilizar mejor la tecnología, y una vez que los sistemas de transmisión automática se pusieron de moda, el pedal del embrague se volvieron redundantes. Los modelos de transmisión de tres velocidades eran para los coches que eran modelos básicos inicialmente, y estos tres marchas eran suficientes para sus necesidades. Sin embargo, los motores de coche tecnológicamente avanzadas requieren mucho mayor maniobrabilidad y capacidad de adaptación a los cambios de la velocidad del tráfico.