Cómo Comprar incautado Vehículos

Cómo Comprar incautado Vehículos

Vehículos confiscados suelen ser vendidos en una subasta depósito municipal. Durante estas subastas, el comprador inteligente puede tener la oportunidad de comprar vehículos a precios muy por debajo del valor de venta al por menor. Cualquiera puede comprar un vehículo incautado, pero hay que prepararse antes de entrar en la refriega.

explicación


Compruebe en su área por donde se celebran las subastas de coches. Los departamentos de policía y otras ramas del gobierno asimiento incautados subastas de vehículos con regularidad, por lo que el sitio web oficial para su ciudad es un buen recurso para información de la subasta. El gobierno federal también ofrece coches en una subasta en www.gsaauctions.gov. También puede ver la sección de anuncios clasificados del periódico local para fechas y horas de subasta. Sitios web como Gov-Auctions proporcionan información de la subasta a los miembros.


Lea la lista de vehículos que se vendió en la subasta. Esta lista es a menudo disponibles alrededor de una semana antes de la subasta. Tenga en cuenta que los vehículos de interés, incluyendo el número de identificación del vehículo (VIN).


Busque el valor de venta del vehículo en un sitio web, como NADA, Edmunds o Kelley Blue Book. También puede utilizar el número de VIN para obtener un informe del historial del vehículo de Carfax.


Calcular una oferta máxima. Recuerde que un vehículo confiscado puede estar en condiciones menos que ideales, así que no planea pagar en cualquier lugar cerca del máximo valor al por menor.


Asistir a la subasta. Algunas subastas requieren una cuota de admisión para entrar en el depósito municipal, mientras que otros son gratuitos. En algunos casos, puede aplicar su cuota de inscripción subasta hacia el precio de un vehículo que usted compra.


Haga una oferta sobre el vehículo que te interesa. "Recuerda que siempre habrá otro coche lo que se adhieren a su presupuesto y límites superiores de su gama de ofertas", dice Coches directa. No existen garantías de los vehículos de la subasta.