Cómo enviar su coche a Australia

Cómo enviar su coche a Australia

Envío un coche a Australia no es como el envío de un auto desde Georgia hasta Nueva York. El envío internacional implica la regulación del comercio federal y prácticas que pueden hacer que el proceso complicado. Para agregar a las complicaciones de las regulaciones y prácticas, la logística del coste de envío de manera efectiva un automóvil de los EE.UU. a Australia no es exactamente intuitivo. Ya sea que lo mejor es enviar un coche en barco o en avión es una incógnita si usted no tiene la ayuda adecuada. Como complejo, ya que todo pueda parecer, es posible enviar su coche de los EE.UU. a Australia.

explicación


Determinar si su vehículo cumple con las normas de diseño australianas. Bajo el ADR, los vehículos importados deben ser la mano derecha de unidad, es decir, el volante debe estar en el lado derecho del vehículo. Hay una excepción para los coches que no se van a utilizar para el uso público en las carreteras de Australia.



Limpie a fondo su coche antes de su envío a Australia.

Haga que su coche "limpio como nuevo." Aduanas y Protección de Fronteras de Australia no dará a conocer su coche de la aduana, a menos que esté limpio. De acuerdo con la Cuarentena e Inspección de Australia, medios limpios "limpio como nuevo." En su cargo, su coche puede ser exportado de nuevo a su país de origen si no pasa la inspección AQIS. El propósito de este requisito es la limpieza para proteger los australianos de enfermedades y plagas que puedan encontrar su camino en el país a través de las importaciones como su coche.


Seleccione un portador. Un transportista es responsable de conseguir su coche de los EE.UU. a Australia con el método de elección. La elección de un transportista que ofrezca una amplia gama de servicios que facilitará el proceso de envío. Por ejemplo, algunas compañías proporcionan agentes aduanales. Corredores de encargo le informan de impuestos, derechos y cargos asociados con la importación y exportación de un coche. Corredores de encargo también obtener su vehículo a través de los Estados Unidos y costumbres australianas.


Solicitar la aprobación de las importaciones. El gobierno australiano recomienda aplicar para la aprobación de importación antes de enviar su coche. El no hacer esto podría causar que usted incurra en gastos de almacenamiento, mientras que su vehículo está pendiente de aprobación. Peor aún, si su vehículo no está aprobado, usted podría enfrentarse a consecuencias legales, porque la importación de un vehículo sin la aprobación está en contra de la ley.



Asegurarse contra daños a su vehículo.

Obtener un seguro. Los aviones se estrellan y los barcos se hunden; con todo lo que le puede pasar a su coche entre los EE.UU. y Australia, asegúrese de obtener un seguro de su propio. Su portador elegido debe tener un seguro de responsabilidad civil para cubrir los daños causados ​​por su propia conducta. No obstante, tener su propio seguro le permitirá recoger rápidamente el valor de su coche si el transportista niega responsabilidad.